4 Beneficios del Glutatión para Lupus

4 BENEFICIOS DE GLUTATIÓN PARA LUPUS

El lupus, también conocido como lupus eritematoso sistémico (LES), es una enfermedad del sistema inmunitario.

Normalmente, el sistema inmune protege al cuerpo de la infección. Sin embargo, en el lupus, el sistema inmune ataca inapropiadamente los tejidos en varias partes del cuerpo. Esta actividad anormal conduce a daños en los órganos y síntomas como fatiga, dolor en las articulaciones, erupciones cutáneas y fiebre. Las partes del cuerpo frecuentemente afectadas por el lupus incluyen la piel, los riñones, el corazón y el sistema vascular, el sistema nervioso, los tejidos conectivos y el sistema musculoesquelético.

La causa y el mecanismo exactos de esta enfermedad siguen siendo desconocidos, sin embargo, esta enfermedad se caracteriza por un aumento de la inflamación crónica y una disminución de las defensas antioxidantes. El glutatión, es una sustancia producida naturalmente por nuestras células a partir de los aminoácidos glicina, cisteína y glutamato.

El glutatión está presente en cantidades significativas en todas nuestras células, lo que señala su importancia en la función celular saludable. Esta molécula trabajadora actúa como un importante antioxidante, eliminador de radicales libres y un componente esencial de la desintoxicación del hígado. Debido a sus múltiples funciones en el cuerpo, el glutatión está especialmente diseñado para proporcionar múltiples beneficios a quienes padecen lupus.

1. El glutatión combate la inflamación.

El lupus es una enfermedad autoinmune sistémica impulsada por una inflamación en la cual el sistema inmunitario ataca indiscriminadamente los «auto-tejidos» sanos en todo el cuerpo.

Este proceso crea inflamación crónica y puede provocar daños en los órganos e incluso fallas, como suele ser el caso en el lupus.

Se ha demostrado que el glutatión regula las moléculas de inflamación críticas en el cuerpo y garantiza su correcto funcionamiento.  Los estudios han sugerido una correlación significativa entre la gravedad de la enfermedad del lupus y los bajos niveles de glutatión en la sangre, lo que nos lleva a sospechar que esta molécula puede tener un papel protector, posiblemente debido a sus efectos antiinflamatorios.

2. El glutatión ayuda a equilibrar el sistema inmunitario.

El sistema inmune es el facilitador principal del lupus; por lo tanto, su tratamiento requiere una estrategia que apunte exitosamente a las células inmunes.

Desafortunadamente, la medicina convencional generalmente se basa en la supresión inmune global para lograr este objetivo, predisponiendo inadvertidamente a los pacientes a efectos secundarios e infecciones potencialmente graves.

Existe una gran cantidad de evidencia que muestra la importancia del glutatión en la inmunidad. Se ha demostrado que los niveles de glutatión intracelular modifican críticamente la actividad de las células inmunes y promueven una respuesta equilibrada antibacteriana y antiviral.

3. El glutatión protege a las células sanas del daño:

uno de los principales mecanismos de daño a los órganos por el lupus es a través del daño acumulado por radicales libres con el tiempo. Los radicales libres son moléculas de oxígeno inestables creadas por nuestro metabolismo.

Su inestabilidad proviene de un electrón perdido. En un intento por reemplazar la parte faltante, estas moléculas arrancan electrones de sus vecinos.

Como resultado, esas moléculas también se convierten en radicales libres que conducen a un efecto de bola de nieve que puede alterar la integridad de una célula y hacer que se comporte de manera anormal.

A nivel molecular, el glutatión ayuda a estabilizar los radicales libres al donar el electrón adicional, por eso es famoso por su actividad antioxidante.

En los últimos años, se ha demostrado que el daño de los radicales libres y el estrés oxidativo juegan un papel importante en la progresión del lupus y los niveles más altos de antioxidantes se correlacionan con mejores resultados de la enfermedad.

4. El glutatión es crítico para la desintoxicación del hígado:

nuestros cuerpos están constantemente desintoxicando, nos demos cuenta o no.

Cada vez que se encuentra una toxina, sus células trabajan duro para separarse y neutralizarla, antes de que pueda dañarla.

Esto lleva al antioxidante promedio a tener una vida útil corta, ya que se sacrifica cada vez que elimina un radical libre. Sin embargo, el glutatión se considera «la madre de todos los antioxidantes» porque otros antioxidantes, como la vitamina C y la vitamina E, dependen de él para darles una segunda vida.

El glutatión lleva suficiente energía extra para no solo revivir los antioxidantes gastados sino también para recargarse. Sin embargo, cuando se enfrenta al estrés crónico y la toxicidad, su cuerpo utiliza cada vez más sus reservas de glutatión hasta que se va, dejándolo con una sobrecarga tóxica. Garantizar niveles óptimos de glutatión ayuda a sus células a mantenerse al día con el ataque tóxico constante de nuestra vida cotidiana.

MANERAS IDEALES DE ABSORBIR EL GLUTATIONO

Desafortunadamente, aumentar sus niveles de glutatión no es tan fácil como tomar una píldora de suplemento.  Los estudios científicos han demostrado que no se absorbe bien desde el intestino. Para evitar este problema, se pueden implementar varias estrategias para aumentar sus niveles de glutatión, incluida la modificación de la dieta, que se complementa con precursores de Glutatión.

Alimentos para aumentar el glutatión: varios alimentos contienen los componentes básicos del glutatión. Estos pueden ser una gran adición a su dieta. El ajo, los espárragos y las verduras crucíferas como el brócoli y la col rizada estimulan el glutatión a través de sus componentes de azufre. Los alimentos ricos en cisteína como carne de cerdo, carne de res, pollo, pescado, lentejas, avena, huevos, lácteos y semillas de girasol también pueden ser útiles, ya que la cisteína es un componente crítico de la producción de glutatión.

Si es la primera vez que escuchas sobre el glutatión y su papel crítico en el lupus, prepárate para más.  Es probable que el glutatión reciba mucha atención en el futuro cercano, ya que los investigadores comienzan a conectar los puntos entre las reservas agotadas de este antioxidante maestro y el tratamiento de muchas enfermedades crónicas, incluido el LES.  Si bien esto sigue siendo un área caliente para la investigación, es seguro decir que mejorar los niveles de glutatión puede ayudar a minimizar los síntomas del lupus al reducir la inflamación crónica, el estrés oxidativo y promover una respuesta inmune equilibrada.

Para información y consultas sobre el Precursor de Glutatión Immunocal puede escribirnos a nuestro WhatsApp:  https://wa.me/50249309329

Fuente:  lupuschick.com/4-benefits-of-glutathione-for-lupus/

Porfavor síguenos y dale me gusta 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *