La Quiropráctica Como Medicina Preventiva

Las investigaciones realizadas por el Dr. Dean Harrison y otros, sugieren que los tratamientos quiroprácticos pueden ayudar a prevenir la degeneración espinal progresiva; es decir, la osteoartritis s o la enfermedad del disco.

Al igual que el cuidado dental regular prolongará la vida útil de sus dientes, recibir tratamientos quiroprácticos de forma regular puede hacer lo mismo por su columna vertebral.

Su columna vertebral, las vértebras y los discos, también protegen a su sistema más delicado e importante—el sistema nervioso–y los impactos pueden contribuir a una serie de problemas de salud y enfermedades.

De acuerdo con DeMoss, cualquier cosa que haga para proteger y nutrir su columna vertebral fomentará «una mayor expresión de la inteligencia nerviosa» y «una mayor vitalidad de la salud».

«El cuidado de la salud realmente se trata de hacer todo lo posible para que el cuerpo vuelva a alinearse, no solo químicamente sino también espiritual y mentalmente.

Considero que la quiropráctica es más eficaz para abordar la causa del problema. Alguien podría tener presión arterial alta. Su presión arterial alta no se debe al hecho de que [carece] de medicamentos para la presión arterial alta.

Su hijo podría tener asma, pero no es porque tenga un desabasto de albuterol; una infección del oído no significa que se le suministra una cantidad insuficiente de amoxicilina.

Eso ocurre en una situación de crisis. Pero [los quiroprácticos] no le ponen atención a los síntomas; sino que se enfocan en lo que causó los síntomas, en identificar la raíz o el origen del problema.

Muchas veces, si hay una interferencia nerviosa que reduce la expresión y función de los órganos, esto puede contribuir a que el cuerpo no funcione a su máxima capacidad, lo que le hace más susceptible a—lo que nosotros llamamos en la quiropráctica–‘mal-estar’ y luego el cuerpo se enferma o se vuelve sintomático.

Lo que nos gusta hacer es observar a la personas desde un punto de vista holístico y analizar qué es lo que pasa con su sistema nervioso«.

Una Breve Historia de la Quiropráctica

La medicina osteopática fue fundada por Andrew Taylor Still hace aproximadamente 140 años. Como muchos saben, soy un médico osteópata (DO, por sus siglas en inglés). Los DOs, al igual que los quiroprácticos, reciben una amplia capacitación adicional para realizar correcciones espinales.

Sin embargo, en mi experiencia, en realidad solo un pequeño porcentaje de DOs son expertos en esta área, ya que han elegido un modelo alopático más convencional, que incluye darle un mayor énfasis a los medicamentos y cirugía, en vez de hacer cambios en la alimentación y el estilo de vida.

Daniel David «D.D.» Palmer es considerado el padre de la quiropráctica. Él abrió la primera escuela de quiropráctica en 1897. En 1910, el informe Flexner, que fue financiado por las fundaciones de Carnegie y Rockefeller, fijó un nuevo estilo de medicina y produjo que se socavara sistemáticamente la medicina natural.

En los años ’60s, había una tendencia persistente a evitar que los médicos refirieran a los pacientes con quiroprácticos–tanto que el Dr. Chester Wilk presentó una demanda antimonopolio contra la Asociación Médica Americana (AMA, por sus siglas en inglés) en 1976.

La demanda se prolongó durante más de una década, pero Wilk finalmente tuvo éxito. En 1987, el tribunal dictaminó que AMA había participado en una conspiración ilegal en la restricción del comercio para contener y eliminar la profesión quiropráctica.

La Quiropráctica Es Beneficiosa Para Otros Problemas de Salud Aparte del Dolor

De acuerdo con DeMoss, si no está saludable, a menudo la quiropráctica puede abordar los fundamentos epigenéticos y bioenergéticos. Naturalmente, la alimentación y el estilo de vida desempeñan un papel importante, y DeMoss también aborda todas esas áreas con sus pacientes.

Para darle un ejemplo de lo que él habla, uno de sus pacientes, al que ha atendido durante 20 años, le comentó sobre el problema de infertilidad de su nuera.

Ella había tratado de quedar embarazada durante dos años y medio, y había gastado alrededor de US$ 75 000 en tratamientos de infertilidad, sin tener éxito.

«Le dije, ‘Gary, ¿por qué no los refirió aquí?’ No tiene sentido hacer el esfuerzo si el método no funciona. No creía que hubiera una correlación entre su espalda y su capacidad para quedar embarazada.

Le dije: «Estoy tan seguro, que no tienes que pagarme hasta que quede embarazada». Entonces él me la envió.

Ella estaba en su décima semana de tratamiento conmigo, cuando quedó embarazada. Él vino al siguiente día y dijo, ‘OK. Ahora, te la debo’, y me hizo un buen cheque.

Quiero que las personas entiendan que cuando algo no funciona en su cuerpo, hay acciones que podemos realizar para que funcione, aparte de los medicamentos y la cirugía.

Es tan triste que las personas tengan estas creencias limitadas determinadas acerca de lo que se trata la quiropráctica. Es más que simplemente acudir a la cita como una solución momentánea para deshacerse de su dolor.

En realidad, quiero que las personas vengan y utilicen la quiropráctica para maximizar su expresión de la vida y mejorar no solo la calidad sino la cantidad de vida que Dios ha destinado para ellos«.

Fuente:  articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2016/11/13/el-bienestar-de-la-quiropractica.aspx

Porfavor síguenos y dale me gusta 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.