Buen colchón = buen descanso

Algunas veces ha sido tanta la actividad durante la vigilia que el cuerpo y la mente se sobreestimulan y dificultan la conciliación del sueño. Pero en otras ocasiones son elementos externos los que no le permiten descansar.

El factor que más influye a la hora de dormir es el colchón.

El neurólogo especialista en sueño, Miguel Dávila, explica que es muy importante ayudarle al cuerpo a que descanse como es debido.

«Es también vital tener un colchón que se adecúe a cada persona; debe ser firme, pero no necesariamente duro, así, la pelvis, que lleva el peso del cuerpo, no se baja de su posición y puede soportar el peso debidamente», indica.

El sueño es el alimento del cerebro, gracias a esta actividad no solo descansa el cuerpo, sino también la mente; es como si borrara del disco duro de su computador todos los archivos que no le sirven.

Se podría decir que es como recargar las baterías para poder funcionar debidamente al día siguiente.

Además, es la segunda necesidad básica del hombre después de comer, pues es el momento en el que el cuerpo descansa y se lleva a cabo una especie de restauración de los centros neuronales, por eso, es necesario hacer de este proceso, en el que se emplea un tercio de vida, un momento realmente placentero.

Alguna vez le ha sucedido que está muy cansado, se acuesta a dormir y simplemente no logra conciliar el sueño?. Seguro que sí, y eso es perfectamente normal de vez en cuando. Sin embargo, puede convertirse en un problema serio cuando le ocurre continuamente, pues su cuerpo no descansa lo suficiente y por lo tanto no repone la energía necesaria para continuar con sus labores diarias. Nuestra calidad de vida depende en gran medida de nuestro sueño.

Alimente su cerebro.

El ser humano duerme por tres razones:.

«La primera de ellas es el reloj biológico, que está ligado con los factores de luz y oscuridad; la segunda es el proceso de equilibrio del medio interno en el que a mayor actividad, mayor cantidad de sueño; la tercera es la asociación, es decir el ver la cama y asociar la actividad de dormir con esta», explicó el especialista.

El proceso involucra dos tipos de hormonas, una encargada de hacernos dormir (la cortisona) y otra de hacernos despertar (la melatonina), pero el ritmo de vida actual ha hecho que este proceso se altere constantemente por los momentos en los que se está despierto.

El sueño tiene dos fases, en la primera se llevan a cabo las etapas de somnolencia, sueño ligero, sueño profundo y sueño muy profundo, que acaparan un 78 por ciento del tiempo de descanso.

La segunda fase es la del sueño ligero, momento en que se lleva a cabo la actividad onírica y se preparara el cuerpo para despertarse.

Al dormir cae la presión arterial, disminuye el ritmo cardíaco, se dilatan los vasos de la piel, aumenta la actividad del tubo digestivo y los músculos se relajan. El momento del sueño es aprovechado por todos los sistemas del cuerpo para descansar y prepararse para la jornada del día siguiente, pero si usted no le da al cuerpo un lugar cómodo para reposar, un colchón que se adapte a sus necesidades específicas, lo único que logrará es acumular cansancio.

Por eso, a la hora de dormir, procure que tanto el ambiente como la situación le sean favorables para que al día siguiente pueda realizar todas las labores sin problemas.

Aprenda a dormir bien.

  1. Estos son algunos tips que le ayudarán a conciliar mejor el sueño:.
  2. A la hora de elegir un colchón no le dé miedo probarlos, recuéstese y tóquelos para saber cuál es mejor para su fisonomía.
  3. Procure tener un horario de sueño constante, es decir, acuéstese y levántese, en la medida de lo posible, a la misma hora.
  4. Antes de dormir evite sustancias estimulantes como la cafeína, la nicotina y las bebidas alcohólicas.
  5. Haga ejercicio y coma sanamente.

¿Es hora de cambiar su colchón?

Muchas veces, por ahorrarse unos pesos, las personas creen que su colchón, que aparentemente se encuentra en buen estado, no ha cumplido su ciclo aún. Pero resulta que la apariencia no lo es todo y que los años de uso le pueden traer a usted serio problemas.

Si cree que a su colchón definitivamente aún no le ha llegado la hora, realice el siguiente test y averige qué tanto bien le está haciendo a su salud.

Responda sí o no a las siguientes preguntas:.

  1. Su colchón tiene más de siete años de uso?.
  2. Está la tela de su colchón sucia, manchada o rota?.
  3. Usted cree que el colchón es como una prenda personal, íntima que se usa a diario por mucho tiempo?.
  4. Se sentiría apenado si tuviera que mostrar su colchón sin sábanas ni protectores a alguien?.
  5. En ocasiones se despierta acalorado en las noches?.
  6. es su colchón confortable en algunos sitios y posiciones, pero en otros no?.
  7. Si usted se desplaza sobre su colchón oye crujidos o ruidos extraños?.
  8. en ocasiones al estar acostado se desliza sin tener una razón aparente?.
  9. Periódicamente se levanta con dolor de espalda?.

Si respondió afirmativamente a más de dos respuestas es hora de darle a su colchón un descanso indefinido.

Consulte las opciones de descanso que le ofrece Nikken con su marca Kenko Sleep en info@bienestarnaturalgt.com o a nuestro número (502) 2314-3590 podemos surtir a México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Colombia, Peru, Ecuador.

Fuente:  nikkenblog.com

Porfavor síguenos y dale me gusta 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.