¿Problemas de rodilla?

¿Qué puede estar mal? ¿Cuál es la verdadera causa de los problemas o dolores de rodilla? Si tenemos en cuenta la anatomía de la articulación de la rodilla, se podría decir que es relativamente simple en comparación con, por ejemplo, un hombro. Sus principales movimientos son para enderezar y doblar la pierna, al igual que una puerta se abre y se cierra. Muchas veces, los dolores y síntomas en la rodilla, son un problema secundario y los mismos pueden tener su origen  en otras partes del cuerpo, generalmente en la zona baja de la columna, y a veces incluso en cualquiera de los pies.

¿Cómo es posible que un problema en otra parte del cuerpo se manifieste en la rodilla? La zona baja de la espalda y los pies son mucho más complicados, por lo tanto hay más posibilidades de que algo pueda ir mal, causando estrés en alguna de las rodillas.  Un problema en espalda puede ser el culpable de los daños en la rodilla.

Los nervios que salen de la zona baja de la columna vertebral se encargan de abastecer en su totalidad las piernas, por lo tanto, si alguno de los nervios se encuentra pinchado o aplastado, la información no llega a destino al 100%, y por consiguiente aparecen los síntomas y molestias, incluso cuando no hay nada malo en la articulación de la rodilla. Es muy común que los síntomas en la rodilla aparezcan mucho antes que cualquier síntoma en la zona lumbar.

Por otra parte, también hay casos con daño en la articulación de la rodilla, por ejemplo: cartílago, menisco, ligamentos, tendones o músculos. Algunos tienen este problema o síntomas debido a un accidente o una torcedura repentina, pero ¿qué pasa con los otros que no han sufrido ningún tipo de trauma o accidente?, ¿por qué tienen dolores y molestias en la rodilla? Esa es una buena pregunta que tiene una respuesta muy sencilla: «la rodilla es la víctima» como otra parte del cuerpo por encima o por debajo es responsable de causar un estrés excesivo y el desgaste en la rodilla.

¿Qué podemos hacer? 

Se debe encontrar la causa del dolor y el problema, buscando la respuesta en la columna vertebral y el sistema nervioso; de la misma manera que se buscará en los tobillos y los pies. Muchas veces la causa es una combinación de ambos problemas. Una vez localizada la causa, los resultados son sorprendentes al cabo de unas semanas de tratamiento.

 ¡Los quiroprácticos tratan todas las articulaciones del cuerpo, incluyendo las rodillas!

Para reservar una cita con el quiropráctico puedes comunicarte al (502) 2314-3590

Se atiende previa cita.

 

Fuente:  quiropracticoalicante.es

 

Porfavor síguenos y dale me gusta 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.