El Cacao y la salud del corazón

TENSIÓN ARTERIAL

El consumo de cacao natural puede ayudar a prevenir y reducir la tensión arterial elevada.

La hipertensión arterial, o tensión elevada de forma sostenida por encima de las cifras normales, se considera un factor de riesgo de padecer diversas enfermedades cardiovasculares y mantenerla controlada ayuda a prevenirlas.

Norman Hollenberg, profesor de la Facultad de Medicina de Harvard, dedicó varios años de su vida investigando los efectos de los flavonoides del cacao entre los indios Kuna de Panamá.

Durante su investigación observó que los Kuna que vivían en el archipiélago de San Blas tenían un riesgo mucho menor de fallecer por problemas cardíacos o cerebrovasculares que aquéllos que vivían en la zona continental.

A diferencia de estos últimos, los isleños vivían más años, no sufrían demencias y no desarrollaban hipertensión arterial. La única diferencia entres ambos grupos de población era que los isleños tomaban alrededor de 40 tazas de cacao a la semana.

Varios estudios científicos realizados en humanos occidentales en los últimos años han demostrado que el consumo prolongado de cacao disminuye la tensión arterial en personas hipertensas y, por ello, se ha concluido que el consumo de cacao puede ayudar a prevenir y reducir la tensión arterial elevada.

 

COLESTEROL

La teobromina y los flavonoides que aporta el consumo regular de cacao elevan el “colesterol bueno”, responsable de eliminar el exceso de “colesterol malo” que se deposita en las arterias.

La Organización Mundial de la Salud señala las cifras elevadas de colesterol (hipercolesterolemia) como un importante factor de riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Las enfermedades más frecuentes que afectan al corazón y a la circulación de la sangre están muy relacionadas con el estilo de vida de las personas, costumbres cotidianas que podemos modificar. La alimentación es una de las más importantes ya que incide en nuestros niveles de colesterol.

El principal componente graso del cacao es el ácido esteárico, un ácido graso saturado que, a diferencia de otros más abundantes en otros alimentos, se caracteriza por no subir el colesterol sanguíneo cuando se consume.

Numerosos estudios realizados en personas de ambos sexos han evaluado el impacto del consumo del cacao sobre el “colesterol malo” (LDL), que es responsable de la arterioesclerosis, demostrando la capacidad del cacao para reducirlo significativamente.

 

ARTERIOESCLEROSIS

Los flavonoides presentes en el cacao natural podrían prevenir o retrasar la progresión de complicaciones cardiovasculares.

La hipertensión y el exceso de colesterol favorecen la arteriosclerosis, que es una causa común de enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio.

La arteriosclerosis es el estrechamiento progresivo de las arterias debido a la acumulación de colesterol, plaquetas y otras sustancias en su pared interna, lo que produce mayor rigidez y dificultad de paso de la sangre hacia órganos y tejidos.

La pared que reviste el interior de las arterias, conocida como endotelio, actúa como reguladora del sistema cardiovascular y para que funcione correctamente necesita el óxido nítrico, que es esencial para que las arterias se dilaten.

Los flavonoides, componentes del cacao de origen natural, activan el óxido nítrico del endotelio y, por esta razón, se considera que su consumo regular podría prevenir o retrasar la progresión de complicaciones cardiovasculares

 

 

Fuente:  observatoriodelcacao.com/corazon/

Porfavor síguenos y dale me gusta 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.