¿Qué es la Diabetes?

El cuerpo tiene una glándula especializada llamada páncreas.  Esta glándula segrega enzimas digestivas y hormonas vitales que regulan la cantidad de azúcar en la sangre.  La más conocida es la insulina.  Lo que hace el cuerpo es convertir el alimento en una forma de azúcar llamada glucosa y la distribuye a las células del cuerpo mediante el torrente sanguíneo.    La insulina es la llave el cuerpo que permite que la glucosa salga de la sangre y entre en una célula.

Cuando el páncreas produce muy poca insulina, puede resultar una forma de diabetes.

Diabetes TIPO I

Depende de la insulina, en este tipo de diabetes el páncreas no puede hacer insulina.  Aproximadamente entre el 10% y el 20% de los diabéticos tienen Diabetes Tipo I, y requieren insulina toda su vida, y por lo general ataca durante la niñez.

Diabetes TIPO 2

No depende de la insulina.  En este tipo de Diabetes el páncreas hace insulina, pero el cuerpo no puede usarla apropiadamente.  Por lo general las personas la contraen en su edad adulta.  Sin embargo el gusto por una dieta de elevado contenido de azúcar y de grasa atrae a todas las personas sin distinguir edad.

Con esta forma de diabetes los niveles de insulina en la sangre por lo general son elevados, lo que significa que el páncreas está produciendo más insulina de lo normal.  Al mismo tiempo las células sanguíneas son resistentes a la insulina porque los receptores de insulina en la superficie de estas células no funcionan apropiadamente.  Ya no reconocen ni aceptan la insulina como una llave, de modo que se necesita más insulina para forzar el proceso.  Significa que necesita una cantidad excesiva de insulina para mantener el azúcar en la sangre en un nivel normal.  Cuando el sistema falla, los niveles de azúcar en la sangre se elevan peligrosamente (se conoce como hiperglicemia) mientras que las células del cuerpo se mueren por falta del azúcar de la sangre que las rodea.

Del 80% al 90% de diabéticos son del Tipo 2 y la resistencia a la insulina es uno de los más grandes enemigos para su salud.  Se complica porque la obesidad es uno de los factores más importantes que conducen a la resistencia a la insulina.  Las personas obesas con diabetes Tipo2 tienen dos batallas que librar:  bajar de peso a niveles seguros mientras que también deben vigilar cuidadosamente y controlar sus niveles de azúcar en el cuerpo.  Seguir una dieta baja en almidón y una dieta sin azúcar.

 

Fuente:  Lo Mejor de la Cura Bíblica: La Cura Bíblica para la Diabetes. Dr. Don Colbert.  Casa Creación.

Porfavor síguenos y dale me gusta 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.