Glutatión y Lactancia

La lactancia y el dar pecho por lo general son discutidas junto con el embarazo y el nacimiento.  En este contexto, el glutatión es esencial, ya que  juega el rol estelar en este proceso.  Es imposible sobreestimar los beneficios de la leche materna en la salud y el desarrollo de los recién nacidos, especialmente considerando los efectos a largo plazo sobre el sistema inmunológico.   Comparados con los bebes alimentados con fórmula, aquellos que son amamantados sufren de menos enfermedades infecciosas, especialmente enfermedades del oido y neumonia, menos problemas de alergías, y menos casos de cáncer infantil, incluyendo leucemia, linfoma, y tumores en huesos y cerebro.

Comparada con la leche de otros mamiferos, la leche humana tiene la proporción más baja de proteína. Pero la estructura de la proteína es también distinta.  Los dos mayores constituyentes de proteína en la leche son el suero y la caseína. La tasa de suero a caseína es mucho más alta en la leche humana y proteínas aisladas de suero de leche contienen los recursos esenciales para la producción de glutatión en el cuerpo, incluyendo beta-lactoglobulina, alfa-lactoalbumina, albumina de suero y lactoferrina.  Estas proteínas son altas en aminoácidos que contienen sulfuros como la cisteína y la cistina. La estructura de estas proteínas así como su contenido es muy importante.

Debido a que la cisteína y la cistina están integradas a proteínas grandes pueden sobrevivir los rigores de la digestión y llegan intactas a las celulas del infante y  pueden ser utilizados para la produccion de glutatión intracelular.   Al alimentar con lactancia materna afecta profundamente las funciones inmunologicas del bebe al darle altos niveles de precursores de glutation.

Es posible extraer estas proteínas intactas de la leche de la vaca.  La extracción del suero debe ser realizado con mucho cuidado, porque estas proteínas son extremadamente frágiles.  Su estructura fácilmente puede cambiar a una forma que es biológicamente inactiva.  Asi, si los procesos de extracción no son cuidadosamente diseñados la proteína no desnaturalizada puede perder su capacidad de elevar los niveles de glutatión.

Nuevas tecnologias han sido desarrolladas para extraer estas proteínas de la leche sin desnaturalizarla. Se puede decir, que esta es leche materna para adultos y una forma natural de elevar los niveles de glutatión.

La L-cisteína ó cisteína es un aminoácido importante en la síntesis de proteínas y otros procesos metabólicos. La L-cisteína es considerada como un aminoácido no esencial en niños y adultos, ya que puede ser sintetizado a partir de L-metionina a través de la vía de transulfuración. Sin embargo, la producción de L-cisteína se altera en el recién nacido prematuro debido a una deficiencia de la enzima. Por lo tanto, L-cisteína se convierte en un aminoácido esencial en los recién nacidos que necesitan nutrición parenteral. La conversión de metionina a cisteína mediante procesos metabólicos normales se establece cerca de 4 semanas después del nacimiento. Curiosamente, la leche materna es rica en L-cisteína, por lo que las necesidades nutricionales del lactante alimentado con leche materna se cumplen sin suplementación.

El glutatión juega un papel crucial en el desarrollo embrionario, fetal y placentario. Está constantemente trabajando como depurador de radicales libres y como enzima desintoxicante de decenas de sustancias y toxinas foráneas. Sin el GSH, estas sustancias pueden orillar al niño hacia una variedad desconcertante de problemas de desarrollo y salud. Después de la etapa de la organogénesis, la protección principal del GsH para el niño en útero le llega desde fuera de su propio cuerpo; lo recibe a través de la placenta. Hay una interesante similitud entre la placenta y el hígado. Entre sus muchas funciones, ambos actúan como filtros para las toxinas, y ambos tienen altos niveles de GSH en sus tejidos.  No es coincidencia...  Muchas complicaciones comunes del embarazo, incluso la hipertensión, la preeclampsia, y la diabetes gestacional coinciden con los niveles bajos de glutatión. La disminución de GSH puede causar muchas dificultades en el embarazo. Una gran cantidad de investigaciones se está llevando a cabo usando estrategias para mejorar el GSH, y así combatir estos problemas. Ya existe algo de éxito, y mucho optimismo. 

Actualmente se cuenta con un producto en Guatemala que es el único producto en el mundo reconocido  que eleva los niveles de glutatión y que está clínicamente comprobado (con estudios clínicos en Pubmed ) y que lo hace de forma segura para elevar los niveles de glutatión a base de cisteína consolidada.

Fuentes:  Portal Ciencia IMM, Glutatión, iqb.es

Para obtener el producto o mayor información puede comunicarse al (502) 23143590

Porfavor síguenos y dale me gusta 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.